Inicio Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

BUTE

  El pintor de Ibicuy

Bute

BUTTA, Esperilio. (Ibicuy, Argentina, 1931-2003 Marbella, EspaÑa)

El 18 de Diciembre de 1931 nació en Ibicuy Esperilio Butta, conocido con el sobrenombre familiar de “Chiche”, hijo de Elvecio Butta y Julia Marcelina Delgado de Arancet, “Chiche” fue el hermano menor de “Polo” Elvecio Butta y de la tristemente fallecida en su tierna infancia, “Rusita”. Se conserva una carta de 1936 en la que el comisario de San Pedro responde al de Ibicuy, de tal correspondencia se entiende que la señora Julia Delgado y el menor Esperilio Butta se encuentran en paradero desconocido. Así pues, “Chiche” fue a vivir a Gualeguaychu y más tarde a Zárate, visitando Ibicuy en ciertas ocasiones, mayormente para los velorios. Cuenta su hermano “Polo” que, en cierta ocasión, con unos nueve años “Chiche” “no quería volverse más de Ibicuy”, finalmente sus cenizas fueron entregadas por sus hijos y nietos a la naturaleza de Ibicuy en el mes de Mayo del 2003.

En 1958 se publicó en Zárate en una revista ocasional llamada Machete y más tarde en la revista Política nº 2 (Octubre) de tirada nacional “Manifiesto por un arte revolucionario” firmado por BUTE, E. CARPANI, R. DIZ, J.E. MOLLARI, M. SÁNCHEZ, J.M. Un año después aparece el mítico Grupo Espartaco al que se suma Carlos Sessano.


Obviamente, nuestro Esperilio Butta es el que firma como BUTE. El Movimiento Espartaco o Grupo Espartaco (1959-1968), fue un grupo de pintores que impulsaron el arte social y nacional frente al coloniaje artístico. Tal relevancia le valió a Bute y a sus compañeros para comenzar a ser parte de los artistas representativos que el Museo de Arte Moderno presidido por Rafael Squirru utilizó para promover culturalmente a la Argentina.

Decidió vivir de la pintura y abandonar otra posibilidad de vida tras formar parte del elenco de artistas que representó a la argentina en Julio 1961 en el Museo de Rio De Janeiro, auspiciado por la embajada argentina bajo el nombre de “Arte Argentino Contemporáneo”. Ese mismo año fue galardonado con el Premio Mención de Honor Ver y Estimar.

En diciembre de 1962 aparece el primer compromiso con su provincia, junto a otros artistas Entre Rianos: Enrique Aguirrezabala, Roberto Aizemberg, Esperilio Bute, Roberto González, Arturo Gustavino y Mario Loza, editaron sobre un poema titulado “La inundación” de Juan José Manauta una carpeta con serigrafías. Todos los originales creados por los artistas mencionados, con el texto del poema manuscrito fue adquirida por el coleccionista entrerriano, señor don Ignacio Acquarone.
También es invitado al premio Acquarone y en 1963 es seleccionado para concurrir a la Bienal de París como uno de los tres pintores que representaban a la nación bajo curaduría de G. Kosice. Fue nuevamente seleccionado para la exposición “Arte Argentino Actual” que tuvo lugar en el Museo de Arte Moderno de París.
A partir de ese momento comenzó a trabajar para la Galería Wildenstein, los Wildesntein son un importante imperio del mercado de arte que abarca de Suiza a Nueva York, pasando por Buenos Aires, a tal punto, la carrera de “Chiche” Bute se antojaba como un futuro más que prometedor, directamente exitoso, no obstante, los acontecimientos históricos a partir del llamado onganiato de 1966 se precipitaron contra el sentir social y contestario de Bute, lo cual lo llevo al exilio, instalandose en 1971 en Marbella-Málaga, España. Al morir fue recordado por los periódicos locales (La Tribuna) “Muere el pintor de Marbella” y en los periódicos nacionales (El Mundo) “Aventurero del amor y el arte”.

En Marzo de 1966 Primera plana pagina 55, presentó un reportaje sobre Bute titulado “crónica de una libertad” del que destacamos lo siguiente:

"En París lo esperaba una oportunidad un enorme y luminoso taller en la Cour des Miracles, laberíntico caserón ubicado en Montmatre, que había resistido, en 1886, la demolición de la Exposición Universal, junto con la Torre Eiffel. En sus dependencias, ahora convertidas en una leyenda de la bohemia parisiense, vivieron y trabajaron el aduanero Rousseau, Gauguin, Soutine, Cesar Vallejo y decenas de ilustrísimos nombres de la pintura y la poesía. La mitología de ese santuario penetró tan profundamente en los habitantes del quartier, que a Bute le allano su presentación en el vecindario para conseguir de éste voluntariosas donaciones de muebles que pertrecharan su flamante taller".

Metido en un olla de universalidad, apreciado en silencio por un muchedumbre de pintores, Bute hizo su segundo hallazgo: “Sin proponérmelo -reconoce-, en Europa descrubrí que soy folklorico. Sin pensar, actuaba; la pintura fluía naturalmente y yo la dejaba salir con libertad”. También se dio cuenta que los 19 años que había vivido en Entre Rios, antes de radicarse en Buenos Aires, lo habían marcado con una riqueza que volvía a aflorar después de una década, con nueva frescura y vigencia.

Protegido por un contrato con la galería Wildenstein, no necesitó preocuparse por exponer, “como los argentinos que lo hacen en Paris, para poder consignarlos en sus catálogos de Buenos Aires”: se dedicó, holgadamente, a pintar y a vivir en libertad >>

En 1968 expuso en la colectiva Nueva Figuración-Nueva Abstracción, curada por Aldo Pellegrini, La Nueva Figuración estuvo representada por: Esperilio Bute, Ernesto Deira, Jorge de la Vega, Jorge Demirjian, Agustín Di Sciascio, Mario Franklin Gurfein, Rómulo Macció, Ricardo Mampaey, Humberto Rivas y Josefina Robirosa.

En 1985-86 regresó fugazmente instalándose en Zárate y exponiendo en Buenos Aires para la galería Kramer (Florida). Las críticas en Clarín y la Nación rezan “el regreso de una personalidad fundamental”.
En 1989 para la Galería Manuela Vilches participó en la importante exposición colectiva Diferencia y Repetición con autores españoles de la talla de Gordillo, Teixidor, Taborda,..
En 1992 realizó su última exposición, dibujos en Blanco y Negro para la mencionada Galería Manuela Vilches. Poco después enfermaba de asma, un enfisema pulmonar acabo con su vida el 16 de Mayo del 2003, olvidado, y ahogado en dificultades económicas murió con 700 euros en la cartera, y un poema de C. Bukowski que quedo abierto sobre la cama: “El día que me deshice un fajo de billetes”.

Su pasaporte guarda sellos de Italia, Francia,España, Londres, Amsterdam, Yugoslavia, Marruecos, México, Brasil y Chile. Amigo de escritores como Enrique Molina, de músicos como Mercedes Sosa, Fotógrafos como Graciela Iturbide, o pintores como Carlos Alonso, alumno del gran introductor de la modernidad pictórica en Argentina, Emilio Pettoruti, y del gran dibujante Lajos Szalay.
Poseen obra suya el Museo de arte Moderno de Buenos Aires, el Museo de Bellas Artes de Tres Arroyos, el Museo Universidad Nacional Tres de Febrero, Artistas con la Ciencia de la Comisión Nacional de Energía Atómica, La Fundación Tres Pinos, o la Colección Bandoni entre otras.
Ha sido celebrada su labor de ilustrador de poesía, en obras como Monzón Napalm de Enrique Molina, o Santa Fe Mi Pais, de Booz, Mateo: seudónimo de Correa, Miguel Angel. Bute aclara este aspecto de su plástica: “El pintor de hoy lee los diarios, sabe lo que ocurre a su alrededor y no puede permanecer indiferente. Sin embargo, esto no significa que deba convertirse en un periodista de la pintura. Yo he desterrado la anécdota de mis obras”.

Postumamente su obra ha seguido exponiendose como en Arte y Política 2001 o Espartaco 2003, curadas por A. Giudici, sus obras siguen saliendo habitualmente a subasta tanto en Banco Ciudad como en conocidas casas de remates de Buenos Aires como Verbo.

Nadie o muy pocos conocen su verdadero apellido Butta o Buta, que revelamos para este medio en primicia, figura como Esperilio Bute en una amplia bibliografía artística, su nombre también aparece alterado en numerosas ocasiones, Esperillo, Espirilo o Esperilo, en los años sesenta su firma BUTE bastaba para reconocer al artista.

Las obras que presentamos a continuación son buenos ejemplos de como la esencia de Entre Rios, condensada en lugares mágicos como Ibicuy, su fuerza cuasi selvática, sus parajes y paisajes, sus temas y bestiarios: caballos, pescados y gallos,..., son representados bajo formas que desatan la fuerza de la naturaleza, formas pos expresionistas e impresionistas que se mezclan en una pintura de síntesis. Dibujos de temas reales que a base de manchas y trazos ágiles se transforma en imágenes mágicas, dando propia sintaxis a eso que llaman realismo mágico y que Bute creó como un nuevo americanismo fresco y renovado. Imágenes que han paseado por medio mundo siendo alabadas y que incluso muchos de sus propietarios ignoran que se deben a un lugar llamado Ibicuy, es también probable que para la mayoría de oriundos de Ibicuy sea desconocido su paisano “Chiche” Bute, esperamos desde aquí conciliar a unos y a otros.

 

 
Seguinos
Altura de los rios
FM Sur Ibicuy
Brinco
Quini 6 Poceada Federal Loto Loto 5 Brinco Tele Kino Loteria de Entre Rios
INICIO | HISTORIA | CULTURA | DEPORTES | TURISMO | NEWSLETTER | GALERIA | CONTACTO
Honorable Consejo Deliberante | Autoridades Gubernamentales | Gobierno Electrónico | Subi tu foto